COMO TRABAJAR EN NUESTRAS DIFERENCIAS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Construir con nuestras diferencias

Deberíamos celebrar que somos diferentes. Son las diferencias las que provocaron que nos enamoráramos…

Pero en la mayoría de las relaciones las diferencias terminan siendo el gran problema.

Porque por las mismas diferencias que nos unieron son las que nos separan en el tiempo.

ejemplo: en el noviazgo ” me encanta que seas franca” me gustas cuando te enojas”
Ya casados:” tu franqueza me lástima ” no soporto tu mal genio”

Lo más lindo de esto es que siendo tan diferentes emocional y físicamente podemos engranar esas diferencias y hacer de una relación algo extraordinariamente saludable. Sólo necesitamos aplicar principios como es el principio de una buena actitud de aceptar que somos diferentes… y que debemos trabajar en ello.

Por este mes estaremos dando herramientas en cómo trabajar con las diferencias y no morir en el intento
por ahora esta semana les hablaré de dos marcadas diferencias tanto en la mujer como en el hombre, que si se aceptan con buena actitud traerán sólo beneficios a la relación.

El beneficio de las diferencias

  • Para las mujeres todo se trata de relaciones
    Ellas son genio para las relaciones. Entra una fiesta y en cinco minutos ya se estará relacionando con los invitados. Ellas son muy buenas relacionándose. De hecho, en las mayorías de las empresas, las relaciones públicas están en manos de mujeres, e incluso los gobiernos el portavoz son mujeres en su mayoría; porque son sutiles, comprensivas y delicadas. ¡¡¡y por último tienen más palabra que gastar!!!
  • Pero para el hombre todo se trata de competencia
    Nacemos y vivimos compitiendo, nos gusta ser el número uno donde estemos, nos gusta ser admirados. En otras palabras, nos gusta ser florerito de mesa. Lo que la pareja debe entender que si se unen para potenciarse bajo el propósito de la relación estos dos simples detalles de personalidades de cada uno les beneficia. El hombre por tener en su ADN esto tan marcado hace que en todo tiempo busque tener desafíos, esto beneficia a la mujer y a la familia. Él es un luchador ante los desafíos de la vida.
  • Las mujeres son intuitivas
    Han escuchado esta frase. Intuición femenina. Hombres apreciemos esto por favor. Ustedes no traten de entender esto no está en nosotros. Hagámosle caso cuando nos digan: “esa persona no me gusta nada”.
    Mi esposa me dijo un día no me gusta nada esa persona, no es sincera, yo le dije que mal piensas. ¿cómo lo sabes? No sé, sólo lo percibo. ¿qué paso? Mi esposa tenía razón. He aprendido a través de los años a reconocer y a valorar esta diferencia. Me ha traído mucho beneficio, pero tengan cuidado con lo que a veces ocultamos, saldremos muy pronto descubiertos, porque ellas ven debajo del alquitrán.
  • Los hombres somos enfocados.
    ¿lo han notados damas? Un humorista dijo que nosotros no podemos caminar y mascar chicle a la vez porque terminaremos tropezándonos. Nosotros nos enfocamos y nos cuesta concentrarnos en dos cosas a la vez
    Cuando miramos la tv, por ejemplo, solo hacemos eso, tenemos la habilidad de desconectar todo lo demás, Ella dice: ¡tú no me estas escuchando! ¿quéeee? Mujer no se complique, no somos multi funcionales, pero si somos concretos, queremos hacer bien lo que estamos haciendo.

Las diferencias bien complementadas, suman no restan, sólo debemos aceptarlas con una buena actitud. Y si los dos trabajan en sus diferencias, llegaran a un acuerdo. Porque, el amor por la otra persona es más valioso que las diferencias que nos separan